Muchos son los frentes que deben atender un cabildo para alcanzar un crecimiento ordenado, impulsar sectores productivos y mejorar las condiciones de de vida para sus habitantes. Entre éstos frentes se encuentra el comercio informal, tema que durante años se ha tornado conflictivo, por la naturaleza misma de este fenómeno social que se polariza en dos posiciones, una protagonizada por la autoridad municipal que es la llamada a velar por el orden público exigiendo respeto a los espacios de la ciudad sin que nadie se adueñe de éstos, so pretexto de su derecho al trabajo, y en la otra cara de la moneda se encuentra gente que busca enfrentar el desempleo comercializando productos donde sus principales compradores son transeúntes en partes céntricas de las ciudades.

Esta afronta permanente entre “municipales” e “informales” ha deteriorado en abusos de ambas partes, no es extraño ver escenas vergonzosas donde la autoridad de manera agresiva arremete contra comerciantes y destruye sus productos aplicando un equívoco procedimiento de control; así mismo son varios casos registrados donde policías municipales son agredidos físicamente mientras pretenden realizar su trabajo de precautelar el orden público. Quién no quiere una ciudad limpia y ordenada? Creo que todos, o al menos la gran mayoría de ciudadanos que aman y sienten a su ciudad, por lo tanto no es correcto satanizar al control identificándolo como una política del garrote, ni tampoco es correcto condenar a quienes buscan de alguna forma ganarse la vida.

Ese equilibrio entre ambas partes, es en lo que se debe trabajar de manera responsable con la elaboración de políticas públicas justas y claras, incentivando al comerciante a formar parte de los centros de comercio, donde existen reglas para realizar su actividad, igualando en condiciones con quienes cumplen pagando impuestos municipales y contribuyen con la ciudad. En Ambato por ejemplo son varios los puestos vacantes en su amplia red de mercados, y sin embargo, es notorio observar una proliferación de comerciantes en las calles a toda hora y en cualquier parte de la ciudad, inclusive en los parques simbólicos de la urbe. Situación que la ciudad no merece, pues se está cediendo espacios ganados en cuanto al orden público.

Fuente: http://www.lahora.com.ec/index.php/noticias/show/1101797735/-1/Agust%C3%ADn_S%C3%A1nchez.html#.VRCDivnF-AW

Comments are closed.

  • UIM